Blanki González


Me llamo Blanki, tengo 57 años y soy de Pamplona. La locura de mi vida empezó siendo yo muy joven, siempre quería hacer lo que me apetecía y para ello manipulaba a mis padres, con el fin de conseguir mi objetivo. Mi vida era una apariencia vivía una cosa delante de mis padres, pero cuando salía a la calle me transformaba. Empecé muy pronto a salir de fiesta para sentirme aceptada y ser el centro de atención, todo ello me llevo al mundo de las drogas y el alcohol. Me metí en ese mundo y llegué a vivir tal locura que no sabía lo que era real y era incapaz de controlar mis pensamientos, recuerdo que muchas noches no quería quedarme dormida por temor a no despertarme, era una angustia insoportable. Durante ese periodo de mi vida conocí al que sería el padre de mis hijos y me enamoré. Por un tiempo fue bien, pero me quedé embarazada y sin saber qué hacer. Era consciente de que era incapaz de cuidarme a mi misma, ¿cómo iba a cuidar de un bebé? El bebé llegó y nació muy bien, un milagro, porque yo seguía consumiendo drogas día si día no. Sin embargo, continuaba llena de amargura y sin saber que hacer. Muchas veces me proponía cambiar porque quería sacar a mi hijo adelante, pero me era imposible, aunque tenía personas que me ayudaban y me animaban a ello. La verdad era que mi angustia y desesperación iban en aumento y yo no podía cambiarlo. El padre de mi hijo estaba igual que yo,
me resigné a pensar que mi destino era la locura o la muerte.
Entonces mi madre me confesó con honestidad: “si sigues así, te van a quitar a tu hijo”. Aquellas palabras me llegaron al alma, así que decidí pedir ayuda. En esta búsqueda de ayuda encontré el Centro Vida Nueva y me cautivó el amor que recibí allí. Allí ya no tenía que aparentar, me amaban tal y como era, a pesar de mis mentiras y desobediencias. La realidad que encontré era que
“Me amaban y me soportaban como nadie lo había hecho jamás"
además encontré a personas que realmente se preocupaban por mi, por lo que me decían siempre la verdad. El Centro Vida nueva para mi es mi casa y mi familia, un lugar de descanso por lo que ya no tengo necesidad de buscar más. No hay nada en este mundo que pueda pagar lo que han invertido en mí. GRACIAS pastores que a día de hoy seguís ayudándome para ser una mujer fuerte que no se mueve ante cualquier circunstancia; GRACIAS a cada responsable por el ejemplo, sois dignos de imitar; GRACIAS porque a pesar de mis fallos y de mis idas y venidas me seguís amando.
Toda la gloria a Dios por darme tantas oportunidades y cambiar mi lamento en gozo y mi locura en cordura.

Comentarios

  1. Gracias Blanki. Me estremece ver la determinación del amor de Dios por rescatarnos de nuestros pozos a través de tu testimonio. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias Blanki. Jesucristo nos ha cambiado la vida. Le amaremos siempre. Que todos reflejamos Su Amor como lo haceis en Vida Nueva.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por este testimonio tan real Blanki ! Ahora se puedo ver en tu a una mujer fuerte, responsable y comprometida con Dios y tu familia, ayudando a otros ! Gloria a Dios !

    ResponderEliminar
  4. Blanqui!!!!
    Es maravilloso ver cómo brilla la luz de Jesús en tu vida ahora, eres de ejemplo, una mujer llena de virtudes, gracias por compartir este bello testimonio.
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Si, benditas oportunidades!!!!
    Es verdad sin esas manos de Dios en la tierra, sin los q se dan tan desinteresadamente, sin los que se compadecen, recogiendo y llevando al meson y de los que se comprometen a cuidar, no sería posible, así que, gracias os queremos honrrar, pues haciéndolo a vosotros, lo hacemos a Dios... Y gracias Blanki por permanecer, po ser de ejemplo gracias a Dios, de tantas cosas...

    ResponderEliminar
  6. Pedro Hinojosa

    Blanki, gracias por abrir tu corazón para dar la gloria a Dios y a las personas que el a utilizado en Vida nueva para poder cambiar tu destino como tu muy bien dices, te ha dado verdaderamente un destino nuevo y personas que quieren sólo tu bien. Muchas gracias Dios es muy bueno.

    ResponderEliminar
  7. Que bendición eres para nosotros blanki gracias a Dios por como el te ha cambiado la vida ahora eres otra mujer totalmente diferente que puede dar mucho y lo das con muchísima generosidad os amamos mucho a ti y a los tuyos !!! Gracias por dejarte usar

    ResponderEliminar
  8. Muchas Gracias Blanki eres un grandisimo ejemplo del poder de Papá.Le doy gracias a Dios por tu ejemplo de sencillez, servicio en lo escondido e incondicionalidad.Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por contar lo que Dios ha hecho con tu vida Soy testigo de ello Te vi llegar y te veo ahora y veo la preciosa obra que Dios ha hecho en ti a través de personas que viven el evangelio en Vida Nueva. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Gracias Blanki, para mí eres un ejemplo de servicio gozoso y gratitud, me bendice mucho tu testimonio y cómo vives haciendo en todo momento lo que a Dios le agrada. ¡Gloria a Dios por tu vida y por el centro Vida Nueva!

    ResponderEliminar
  11. Gracias Blanki por abrir tu corazón, lo que transmites ahora es vida y amor ,se que tus consejos son como los de una madre, vives para agradar al Padre y en el temor de Dios, gracias por vivir el Evangelio.Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Muchísimas gracias Blanki por haber permanecido en las enseñanzas que el Señor te ha dado desde el Centro Vida Nueva. Por haberte fiado de los pastores y responsables hoy puedes vivir con el mejor de los propósitos. Llevar Su Evangelio allí en donde estés. Gracias por abrir tu corazón mientras miras al que te dio La Vida.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Blanki, un regalo de verdad y realidad tu testimonio. Te lo agradezco, por lo sincero, directo y sencillamente real. GRACIAS!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias Blanki por tu sinceridad.Dios te siga bendiciendo

    ResponderEliminar
  15. Precioso Blanki. Muchas gracias por contarnos con sencillez el poder del evangelio, y lo que Dios puede hacer con personas que se fían de él de todo corazón , como son las personas que viven y dan sus vidas en la Comunidad . Eres una mujer imitable!

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias Blanki por la sencillez y la honestidad con la que has abierto tu corazón. Solo Dios podría haber hecho una transformación tan preciosa (:

    ResponderEliminar
  17. Gracias Blanki por abrir el corazón y exponerte de esta manera... a día de hoy puedo ver en ti esa obra preciosa que Dios ha hecho en ti , una mujer digna de imitar y una madre basada en los principios de Dios, donde se puede ver los frutos de un hijo que ama y honra a su madre .

    ResponderEliminar
  18. Gloria a Dios por tu vida Blanki, te conozco muy bien y sé que eres una mujer digna de confianza, que vives para servir al Dios que te rescato de tu pasado y te dio una nueva vida, me bendice muchísimo ver el gozo que hay hoy en tu vida, una vez más somos testigos de que NADA HAY IMPOSIBLE PARA DIOS!!!!



    ResponderEliminar
  19. Gracias Blanki por exponer públicamente lo que Dios ha hecho en tu vida!! Dios ha hecho de ti una mujer valiente y esforzada.Una madre que vive cada día este precioso evangelio ¡Eres una bendición!

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias Blanki, gracias por la valentía y libertad con la que relatas tu testimonio. Para mí también eres un gran ejemplo de cómo das y siembras en otros lo que un día recibiste tú, cómo has entendido que tu vida es para Dios y le sirves con todo. Muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  21. Gracias Blanki por tu testimonio seguro sera de bendicion para muchos lo es para mi Dios siga haciendo su obra en ti

    ResponderEliminar
  22. Bendita seas Blanki, me encanta la fidelidad y el amor De Dios sobre tu vida. Gracias por salpicarnos del gozo que El a puesto en ti, es una bendicion estar cerca tuya eres generosa dando todo lo que has recibido,siempre tienes el vaso lleno de agua. Vives para la gloria De Dios. Te quiero

    ResponderEliminar
  23. Bendita seas Blanki. Realmente Dios a cambiado tu lamento en baile y te a ceñido de alegría que salpica a todo el que se acerca. Es una bendición y un ejemplo para mi vida . te quiero

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias Blanki! La verdad es que después de leer tu testimonio, estoy asombrada. Con la de veces que hemos estado juntas y lo que veo en ti ahora para nada me había parado a pensar como fuiste en el pasado. Verdaderamente Dios lo ha borrado todo! El evangelio es una realidad en tu vida y eres una mujer imitable, un ejemplo para mi vida en gozo y servicio. Estoy tan agradecida de todo el cariño y cuidado que Dios ha puesto en ti hacia mi en estos años... Gracias! Puede que en el pasado no te vieras capaz de cuidar a un bebé, pero yo confiaría en dejar el mio a tu cuidado. Te quiero muchisimo. Gloria a Dios! Nada hay imposible para él.

    ResponderEliminar
  25. ¡Gracias por compartir tu testimonio, Blanki! Es un regalo estar cerca tuyo, realmente tu vida le da la gloria a Dios y demuestra que nada es imposible para él. Le doy muchas gracias a Dios por poder estar cerca tuyo en este tiempo porque eres de ejemplo para mí. Es evidente que el Evangelio cambia a las vidas desde dentro. Yo quiero aprender a servir como tú, con excelencia, con gozo y desde lo escondido. Te quiero.

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  27. Gracias Blanki, por contar tu testimonio con la determinación que lo has hecho.
    Me ha bendecido ver como Dios te ha cambiado y como siempre llega a tiempo.
    Realmente Dios te ha hecho una persona digna de imitar.!!

    ResponderEliminar
  28. Gracias Blanki por abrir tu corazon con tanta sencillez.
    Gracias a Dios tengo el privilegio de tenerte cerquita y ver como eres una mujer que vive y practica el evangelio. Me encanta ver como te derramas en amor con los demás y ver el corazón tan maternal que Dios te ha dado.
    Hoy es un regalo tenerte cerca y se que todo lo que hay en ti es Nuevo porque Dios es FIEL hasta el final. Gracias!!

    ResponderEliminar
  29. Gracias Blanki por tu testimonio escrito, a mi también me daba miedo, algunas veces, dormirme por si no despertaba por las consecuencias que conllevaría, en realidad hay pecados que se ven más o más rápido pero todos estamos perdidos si estamos lejos del Señor, bendiciones.

    ResponderEliminar
  30. Me uno a todos los comentarios, es increíble ver como para Dios no hay nada imposible, gracias por tu generosidad al abrir el corazón, de nuevo se puede ver como el evangelio cambia las vidas!!

    ResponderEliminar
  31. Amada Blanki, gracias por cada palabra que has escrito. Creo que es verdad lo que cuentas, pero veo en ti una nueva creación, no queda nada de aquella mujer. Me bendice mucho ver cómo cuidas a tu hijo. Gracias por cada vez que te has parado a enseñarme (A vestirme, a limpiar y un largo etc...). Gracias por cada abrazo o cada muestra de cariño a lo largo de estos 11 años. Eres un ejemplo para mí vida y disfruto mucho cuando estoy contigo. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  32. Blanki, nunca olvidaré la primera vez que visité la comunidad hace ya casi 5 años de aquél día y que tuve el privilegio de estar contigo... Me impactó ese carácter, esa humildad y la excelencia.... Muchisimas Gracias por abrir tu corazón y permitirnos a Noa y a mi ver a Cristo en ti. Eres un ejemplo y te amamos muchísimo nos encanta estar cerca de ti... Ahhh y gracias por corregirme con tanto amor.

    ResponderEliminar
  33. Rebeca
    Blanki tu vida es fruto de la fidelidad de Dios. Gracias por la generosidad y la valentía de compartir tu testimonio.
    Eres una bendición para mi y me encanta estar contigo. El fruto q ahora das no tiene nada que ver con el cuentas ... Cuánta gloria de Dios!, ... cuánta visión derramada!..i cuanto tiempo invertido!.... cuántas personas en ello!, ....

    Te quiero mucho

    ResponderEliminar
  34. Es sorprendente.
    En un párrafo estás hablando de cómo estabas dañada y dañando, herida y cansada de ese estilo de vida... Y al siguiente, tras pedir ayuda, la transformación es radical. Sé que el proceso no ha sido tan rápido como un párrafo, pero la transformación sí pues lo puedo comprobar cada día que hablo contigo o cada vez que veo que lo que hicieron contigo lo haces con otros, con ese amor del cielo.
    Eres una bendición.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario