Tres días de mi diario. Bernabe Blanco 1/3


Londres. Viernes 15 de Mayo de 2009

¡Ya está! estoy decidido. Me vuelvo a casa. Lo he estado intentando dos años pero no encuentro trabajo de lo que estaba buscando, de diseñador gráfico. Llevo trabajando dos años en un restaurante de pollo y no veo que avance, es más la verdad cada vez me siento más y más… cómo describirlo? desgastado? apagado? orpimido? no encuentro la palabra, pero la verdad que esto no es lo que buscaba cuando me marche de casa hace 8 años. Mis planes estaban claros, irme al extranjero, aprender ingles, sacarme la carrera y conseguir un trabajo con el que mantenerme, pero mi realidad ahora mismo es que me encuentro trabajando 6 días a la semana, y el día que descanso me lo paso jugando a la xbox en casa.
Hace unos meses vino a visitarme Juan y cuando fui a enseñarle la ciudad me di cuenta que no conocía nada. Casi la conocimos a la vez y eso que llevo viviendo aquí casi dos años. ¡Yo antes no era así! no sé cómo se me ha ido metiendo muy adentro de mí una tristeza, un desánimo... y la verdad que lo único que hago aquí es sobrevivir. Llevo 8 años viviendo en el extranjero 8 años, y vez de irme adaptando me da la sensación que cada vez encajo menos. No se lo digo a nadie, pero me aterroriza el pensamiento de que alguien me mate. Hace unas semanas estábamos jugando al fútbol unos compañeros del trabajo y de repente salieron dos chicos enzarzados en una persecución, el de atrás agarraba un machete y lo perseguía con intención clara. Cuando vi que el que huía se caía a escasos metros de mí, me dije “prepárate porque ahora vas a ver como muere una persona”. No sucedió lo peor, pero esa imagen la tengo grabada en mi retina, y la recuerdo cada vez que cojo el autobús por la noche. En los periódicos cada semana anuncian un nuevo asesinato cerca de casa, cada vez más cerca, es cómo si me estuviese llegando a mí y ya no aguanto más esta opresión. Qué sentido tiene vivir así? trabajando todos los días para vivir atemorizado y en el día libre usar mi casa como un bunker y no salir. ¡Ya no aguanto más! ¡Me marcho! He decidido volverme a casa. A ver cómo se lo explico a papá.

Comentarios

  1. Gracias Bernabe por abrir el corazón así contándonos algo tan personal y exponiendote así! Gracias por dar gloria a Dios con tu ejemplo de nueva criatura.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchísimas gracias Bernabe!
    Gracias por abrir tu corazón y por haberte vuelto. Gracias por dejarte moldear por Papa, nustro Dios, porque verdaderamente ahora eres un gran ejemplo.

    ResponderEliminar
  3. Mientras lo iba leyendo me venía a la mente la historia del hijo pródigo, menos mal que volviste en si, y menos mal que tú Padre, Manolo, hombre ejemplar, estaría esperándote para abrazarte y seguramente sobraban las explicaciones... El amor de Dios es así, incondicional, gracias Dios!!!!...

    ResponderEliminar
  4. Volver a casa!!. Me siento identificada con esta expresión porque es verdad que Dios siempre espera, recibe, ama... a pesar de nuestras malas decisiones y como nos libra de todo mal.
    Gracias Bernabé por permitirnos conocerte un poquito más a través de una pequeña parte de tu testimonio. Esperamos con muchas ansias la continuación de tu testimonio.

    ResponderEliminar
  5. Volver a casa!!. Me siento identificada con esta expresión porque es verdad que Dios siempre espera, recibe, ama... a pesar de nuestras malas decisiones y como nos libra de todo mal.
    Gracias Bernabé por permitirnos conocerte un poquito más a través de una pequeña parte de tu testimonio. Esperamos con muchas ansias la continuación de tu testimonio.

    ResponderEliminar
  6. Por favor Bernabé estoy deseando las otras páginas, está te deja con una angustia.... En esta pagina veias todo oscuro,voy la angustia y el temor te llenaban,. Ahora eres un hombre lleno de gozo y esperanza aún en situaciones muy difíciles.... Que ha pasado entre medio? 😲
    Estoy deseando leer el desenlace, ...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario